La madera es un material irresistible: por un lado, convierte cualquier espacio en un lugar acogedor casi al instante y, por otro, resulta ampliamente práctico pero hay que tener en cuenta que, además, cuando se cuida correctamente, la madera tiene una gran durabilidad. Te mostramos cuáles son los mejores consejos para el cuidado de la madera para exterior.

El sol no es bueno para tu madera

Los rayos UV son los responsables de que la madera vaya perdiendo su aspecto natural y adquiera un tono de color gris poco favorecedor. La razón está en que el sol va degradando un componente de la madera que se llama lignina, componente que la lluvia elimina haciendo grietas y permitiendo el paso y la acción de la humedad.

Y hablando de humedad…

La humedad, así como el agua, no deterioran de manera directa la madera pero sí que ayudan a crear las condiciones idóneas para que se desarrollen hongos o para que aparezcan insectos que sí terminarán dañando seriamente la madera.

Si no está bien tratada, la madera puede llegar a pudrirse por lo que es recomendable que la protejas tanto del sol como de la humedad y el agua. En cualquiera de los casos, te recomendamos que valores cuidadosamente la opción de tratar tus maderas para minimizar los riesgos.

6ceba563d05205f1d011e7712da5e6ff

El tipo de madera influye

Unas maderas son más resistentes que otras, por tanto, que se deterioren antes o después no dependerá solo de cómo las cuides en relación a lo que te hemos contado anteriormente, sino también al tipo de madera que tengas puesta en tus zonas de exterior.

Por lo general se considera que el Iroko, la Teca, el Palo de hierro, el Guayacán y la Ukola son las maderas más resistentes y van seguidas del Caoba, el Roble, el Castaño, el Merenti rojo y el Cedro.

El Roble americano, el Pino y el Abeto son medio durables, por eso también son más maderas más económicas que pueden irnos muy bien siempre que extrememos las precauciones para cuidarlas y estén tratadas correctamente.

Usa los productos adecuados

Para tratar las maderas que se encuentran en el exterior y asegurarnos que siempre luzcan bonitas y estén sanas, es importante usar buenos productos que, generalmente, son conocidos como protectores de la madera.

¿Cómo saber si un producto es bueno para tratar tus maderas? Para que puedas estar seguro de que el producto que escojas sea el mejor debes comprobar que sea compatible con cualquier tipo de madera, especialmente con la tuya, que no deje olores residuales, que no sea dañino para el medio ambiente; y que sea duradero y efectivo contra los insectos y hongos llamados xilófagos que son la principal amenaza de las maderas.

Antes de tratar una madera, es necesario seguir algunos pasos, por eso, te recomendamos que, si no tienes conocimientos en la materia, antes de realizar alguna acción que pueda perjudicar seriamente tu inversión, consultes con profesionales del sector.

¿Quieres tratar tus maderas? ¿Has notado algún cambio en el aspecto de las mismas y no sabes qué hacer al respecto? Ponte en contacto con nosotros.

Consejos para el cuidado de la madera para exterior
Danos tu opinión