finfloor-oficina

Muchas empresas quieren reformar la oficina y una de las cosas que quieren cambiar, es el suelo.

Pensando en esto se nos ha ocurrido que quizás te resultaría útil conocer un poco el proceso para instalar una tarima en una oficina. Hay muchos tipos de ellas pero vamos a centrarnos en la instalación de una tarima flotante.

La instalación de una tarima flotante  es un proceso bastante sencillo y también rápido. Puedes hacerlo tú mismo aunque si no te atreves o no tienes muchos conocimientos de bricolaje, mejor que lo dejes en manos de expertos.

Herramientas necesarias

Generalmente para la instalación de una tarima flotante en la oficina vamos a necesitar las láminas de tarima flotante, un aislante, zócalos, cinta adhesiva y un adhesivo de montaje.

Para poder trabajar con estos materiales harán falta una serie de herramientas como un martillo, lijadora delta, sierra de calar, hoja para madera, falsa escuadra y palanqueta para tarima.

Es importante destacar que puedes instalar una tarima en tu oficina con la ayuda de clavos o clips en lugar de adhesivos.

Proceso para instalar una tarima en la oficina

Para empezar a trabajar primero tenemos que asegurarnos que el suelo está limpio, seco y nivelado. Si todo está en orden comenzamos a forrarlo con tiras de espuma de polietileno que aísla el suelo de forma térmica y acústica.

*Si la superficie del suelo no está plana se utiliza una pasta específica para nivelarla.

Comenzamos a colocar las lamas de madera sobre espuma de polietileno por un extremo de la sala dejando un margen de 15 milímetro en todo el perímetro. La primera pieza debe tener una reducción de 1 centímetro ya que el margen con respecto al marco de la puerta y el suelo de la habitación que está al lado debe tener más de 15 milímetros.

Añadimos la segunda pieza con la ayuda de una falsa escuadra y las unimos con un clic sin necesidad de utilizar ningún producto adherente. Para encajarla bien usamos una palanqueta. Para que la estructura sea más resistente, al colocar la segunda hilera de la tarima flotante usando el sistema de machimbrado evitamos que las uniones de una fila y otra coincidan. Realizamos el mismo proceso para colocar el resto de las piezas.

Al img_6022terminar de colocar la tarima en la oficina, retiramos las cuñas que hemos usado y colocamos los zócalos. Los extremos de los mismos deben estar cortados en un ángulo de 45 grados. Ahora, para fijar las piezas del rodapié usamos adhesivo de montaje en la parte trasera.

Para finalizar, extendemos sobre la tarima recién instalada un producto protector y conservador de la madera.

 

Estos son los pasos que se realizan para la instalación de una tarima en la oficina, en este caso de una tarima flotante. Consulta con un profesional si tienes dudas y si vas a decantarte por hacer el montaje tú mismo, infórmate dónde puedes conseguir el mejor material al mejor precio para que el ahorro sea el máximo.

Cómo instalar una tarima en una oficina
Danos tu opinión