Se acerca el invierno y todos ponemos nuestra atención en lograr un ambiente de hogar cálido y acogedor. Sobre todo lo primero. En este artículo vamos a darte algunas ideas interesantes que te ayudarán a lograrlo fácilmente.

Cambia los textiles

Las fundas de los cojines, por ejemplo, son una de las cosas que debes cambiar para tener un hogar cálido. Las telas fresquitas del verano deberán ser sustituidas por otras de lana que sean capaces de mantener mejor el calor. Lo mismo sucederá con los textiles de la cama. Las sábanas convencionales pueden sustituirse por sábanas de franela, las mantas por nórdicos, etc.

Prepara tus suelos

Lo mejor para retener el calor en casa es usar moquetas, eso sin duda. Son ideales para cuando andamos descalzos pero también para mantener el calor de la casa gracias a su composición. Si aún no te decides a poner una moqueta (aunque te lo recomendamos encarecidamente por su practicidad) puedes usar alfombras convencionales. Son un poco más aparatosas pero te servirán para pasar el invierno.

Aprovecha la luz del sol

Durante el día, la luz directa del sol aumenta la temperatura haciéndola más agradable. Si quieres disfrutar de un hogar cálido sin mucho esfuerzo, nada mejor que retirar las cortinas y abrir las ventanas para dejar pasar el calor que nos ofrece el sol.

La decoración también es importante

Hay algunas formas de decorar que pueden hacer que nuestro hogar parezca más frío. Las luces, por ejemplo, son muy importantes. Iluminar con velas nos ayuda a generar cierto calor a nuestro alrededor y a provocarnos una sensación agradable de estar en un hogar cálido en el que nos sentimos seguros.

Los espacios muy amplios con pocos objetos también tienden a ser visualmente más fríos y menos acogedores que aquellos que tienen una decoración un tanto más recargada. Por ejemplo, un sofá con cojines no nos transmite la misma sensación de calidez que un sofá que tenga alguna mantita y cojines de lana.

En Internet podrás encontrar muchísimas ideas que te servirán de ayuda en este sentido. Es muy fácil lograr un hogar cálido, con muy poco. Pero sobre todo, a nivel funcional, te recomendamos cubrir tus suelos con algunos materiales que puedan aislarte de su frío característico. Es la mejor manera de mantener un hogar cálido sin esfuerzo ahora que el frío comienza a apretar fuertemente.

Trucos para tener un hogar cálido y acogedor en invierno
Danos tu opinión