El eterno debate “tarimas. ¿sí o no?” siempre termina con una misma conclusión. Son muchos los detractores y muchos otros los que están a favor de este completo tipo de revestimiento que se usa cada vez más. Si bien, hay cosas que finalmente nadie puede rebatir.

Dentro de la enorme variedad de tipos de materiales para revestir suelos puede resultar difícil elegir, sobre todo si no se cuenta con el asesoramiento necesario. Conocer los beneficios de cada material será lo mejor para elegir sabiamente y, en este caso, te contamos cuáles son las ventajas de la tarima.

Tipos de tarima

Lo primero que debes tener en cuenta es que existen dos tipos de tarima: la de madera natural y la sintética.

La tarima natural es la que conocemos, la que surge como ventajosa opción al parquet. La tarima sintética, por su parte, es más económica y resistente, pudiendo ser elegido el grado de resistencia en función de las necesidades en cada caso.

Visto esto ya podemos apreciar que cada tipo tiene sus propias ventajas como son el valor estético y la naturalidad del material en el caso del primero, y la resistencia y el precio en el caso del segundo.

Por qué la tarima sí es una buena opción

Si vendemos y montamos tarima es porque estamos seguros de que, en la práctica mayoría de casos, es una opción más que adecuada, incluso la mejor. Sin embargo, para poder afirmar esto debemos basarnos en algo y es en las numerosas ventajas que estas preciosas piezas de madera ofrecen.

Formato

El formato de la tarima es cómodo tanto de transportar como de instalar. Consiste en láminas delgadas que, bien encajan unas con otras, bien se colocan sobre rastreles. En cualquiera de los dos casos su instalación lleva muy poco tiempo y no requiere de apenas esfuerzo.

quick-step-palazzo-pal1346

Limpieza y mantenimiento

La limpieza del suelo de tarima se realiza de manera convencional, barriendo o aspirando para evitar que los residuos erosionen el material. Eso sí, tampoco vamos a engañar a nadie. No limpiarla con la asiduidad necesaria sí hará que las láminas se deterioren.

Esta simpleza se debe a que este agradecido material tiene un acabado que hace las veces de película protectora, evitando que la suciedad llegue a tocar la madera, de manera que esta no la absorba.

Revestimiento

La tarima se instala encima de prácticamente cualquier superficie propia del hogar, incluso si se da el caso, con la prevención adecuada, puede revestir superficies con un bajo grado de humedad. Esto se traduce en un ahorro significativo de tiempo y dinero para arrancar el material anterior.

Resistencia

Es resistente a agentes que otro tipo de material no puede soportar igual de bien, por ejemplo, el sol, que en ocasiones decolora, o el barro que ensucia y erosiona. Por ello, es un material ideal para estancias acristaladas y halls.

Como decíamos, en la tarima sintética se potencia aún más esta resistencia y se puede incluso elegir un material más o menos resistente dependiendo del uso que le vayas a dar al suelo.

Exclusividad

El simple hecho de contar con madera natural como revestimiento en nuestro suelo nos da una gran exclusividad, pues se trata de un producto más difícil de obtener (en el caso de la tarima natural).

Ababado

Además de la capa protectora en su superficie, la tarima dispone de otro tipo de acabado. Con el pasar de los años y la popularización se han ido realizando más y más esfuerzos para obtener diferentes diseños, llegando incluso al punto de poder instalar en tu hogar tarima pop-art.

tarima-gris-04

Todas estas ventajas nos hacen entender por qué la tarima sí es la mejor opción para revestir. Si tienes alguna duda no tienes más que hacérnoslo saber y estaremos encantados de ayudarte.

 

Tarimas, ¿sí o no?
Danos tu opinión