e3bc38f74d5a1ea5a33043be9dc74d7d

El verano es la época más delicada para las tarimas de exterior para piscinas porque es el momento en el que están más expuestas, tanto por el propio uso que se les da, como por el calor. En este artículo te vamos a dar unos cuantos buenos consejos para mantener las tarimas de exterior para piscinas en verano y alargar su vida útil. Síguelos concienzudamente y disfruta de tus tarimas como el primer día.

Las tarimas de exterior para piscinas de madera son uno de los productos más elegidos, entre otras cosas, porque dan un aspecto mucho más natural a la terraza o jardín. Es, además, un producto práctico porque no requiere un gran mantenimiento: no necesita que se realice un aceitado, liado o barnizado. La tarima específica para piscinas no tiene astillas, es antideslizante y se limpia fácilmente, es decir, que ofrece muchísimas ventajas. Sin embargo, para mantener las tarimas de exterior para piscinas en verano de este tipo hay unos cuantos consejos que conviene seguir a pies juntillas:

240_f_49592988_soejfhu34hcfiok36fo9yu2clssedfpv

Aplicar un producto protector especial

Existe en el mercado un producto protector especial que se suele aplicar una vez antes del verano y otra antes del invierno. Con su uso lo que conseguimos es regular la humedad de la tarima de exterior para piscinas. Funciona de la siguiente manera: en verano le aporta humedad y en invierno la protege de la misma. Si te interesa este producto y no sabes dónde conseguirlo, ponte en contacto con nosotros.

Moja la tarima durante el verano

Para mantener la tarima en buen estado es importante que esté hidratada. Esto lo conseguimos, entre otras cosas, mojándola. Es importante hacerlo por la mañana o por la tarde, durante las horas en las que el sol tiene menos fuerza.

Levanta las tapas de registro y desagüe

Ojo, esto es importante que lo hagas durante el invierno para que la parte inferior de la tarima y el rastrel puedan airearse. Sabemos que tienes muchas cosas en la cabeza y que no es fácil acordarse de todo, pero hoy en día con los teléfonos inteligentes no tienes que hacerlo. Simplemente establece alarmas y cuando llegue el momento ya tu propio teléfono te avisará cuando sea el momento de hacerlo.

Limpia la tarima de manera regular

Para mantener tu tarima en perfectas condiciones, es muy importante que dediques un tiempo, no necesariamente mucho, a limpiarla. Estas tareas de limpieza deben ser periódicas y se aconseja que se realicen con jabón para madera o jabón con pH neutro. Si tu tarima no es de madera, entonces tendrás que utilizar productos específicos para el material del que esté hecha.

Limpia los registros de los desagües

Con esta acción, que para notar sus efectos positivos debemos realizar de manera habitual, conseguimos que el agua se evacúe de manera adecuada y que, por tanto, no se estanque formando charcos que den lugar a distintos problemas de funcionamiento, entre otros.

Sigue estos consejos para mantener las tarimas de exterior para piscinas en verano y notarás la diferencia, sobre todo, a lo largo de los años y especialmente en tu bolsillo.

Cómo mantener las tarimas de exterior para piscinas en verano
Danos tu opinión